Inicio Quiénes Somos? �Qué Hacemos? Mapa del Sitio Contáctenos

Hepatitis B

¿Qué es la hepatitis B?

La hepatitis B es una enfermedad del hígado producida por el virus de la hepatitis B , o HBV.

La mayor parte de los pacientes infectados agudamente por el virus de la hepatitis B se curan y pueden eliminar el virus ( 90%). Un 5-10% de los adultos pueden no eliminar el virus y pasar a la infección crónica, la presencia del virus en el hígado produce inflamación persistente, cirrosis, insuficiencia hepática y cáncer de hígado. Del 15 al 25% de las personas con una infección crónica por hepatitis B fallecen como consecuencia de esta enfermedad.

La hepatitis B se puede transmitir de una madre a su niño durante el parto. En los infantes y los niños es más común desarrollar la infección crónica, que en los adultos, 90 por ciento de niños infectados en el nacimiento desarrollan la infección crónica. 30 por ciento de niños infectados en los primeros 10 años de vida desarrollan la infección crónica.

400 millones de personas en el mundo están infectadas por el virus de la hepatitis B
Un porcentaje muy bajo de pacientes con la hepatitis aguda B puede desarrollar una insuficiencia aguda del hígado, una condición peligrosa para la vida que amerita la atención médica en centros especializados de inmediato.

¿Cuáles son los síntomas de la hepatitis B?

Mucha gente con la hepatitis aguda B, y la mayoría de la gente con la hepatitis crónica B, no tienen ningún síntoma. Cuando ocurren los síntomas son a menudo leves e inespecíficos y pueden incluir: fatiga, fiebre, pérdida de apetito, náusea, dolor de cabeza, dolores musculares, molestias abdominales e ictericia (coloración amarillenta de la piel y escleras). La hepatitis B en la mayoría de los casos no produce síntomas, mucha gente puede tener la enfermedad y no saberlo.

¿Qué causa la hepatitis B?

El virus de la hepatitis B pasa a partir de una persona a otra a través de los fluídos corporales, tales como sangre, semen y secreciones vaginales. El virus de la hepatitis B puede ser transmitido de una madre a su niño durante nacimiento. Otras causas comunes de la transmisión incluyen:

  • Contacto sexual
  • Compartir agujas entre usuarios de droga endovenosas
  • Compartir las afeitadoras o cepillos de dientes
  • Exposición a las heridas, sangre, o secreciones de personas infectadas

¿Cómo se diagnostica la hepatitis B?

La hepatitis B se diagnostica con un análisis de sangre. La prueba puede incluir varios marcadores de la infección de HBV que demuestren si usted a) es inmune a la hepatitis B (protegido), b) nunca se ha expuesto a la hepatitis B, o c) o está infectado con la hepatitis B. Si los resultados no son concluyentes, su doctor puede solicitar pruebas adicionales.

El análisis de sangre para la hepatitis B no se incluye en análisis de sangre rutinarios. Si usted está a riesgo para la hepatitis B o tiene hepatitis B, debe consultar a un especialista en enfermedades del hígado (hepatólogo) para solicitar la prueba y eventual tratamiento.

¿Cómo se trata la hepatitis B?

En la hepatitis B aguda no se requieren medicinas para el tratamiento, puesto que el organismo trata de eliminar efectivamente la infección, sin embargo algunos pacientes no lo logran y evolucionan a la forma crónica, que si amerita tratamiento. En el caso de la infección aguda, se indica reposo relativo, hidratación, evitar el uso de cualquier medicación, adaptogeno o hierba, pues el hígado está debilitado y esto puede causar un daño adicional al hígado o entorpecer la evolución de la enfermedad. En infección aguda o crónica debe evitar el consumo de alcohol.

Si usted ha tenido o tiene hepatitis B aguda, es importante acudir al especialista quien evaluara si efectivamente usted ha eliminado el virus y tiene los anticuerpos seroprotectores.

Algunos pacientes con la hepatitis crónica B puede necesitar medicaciones antivirus para suprimir el virus y prevenir daño adicional a su hígado. Si usted tiene hepatitis crónica B, usted debe ver a un especialista (hepatólogo) aunque usted no tenga ningún síntoma. Su doctor pedirá análisis de sangre para comprobar si usted tiene niveles altos o bajos del virus y si usted tiene daño leve o severo del hígado, esta evaluación es importante para decidir si usted es candidato a tratamiento. Los tratamientos aprobados para la hepatitis B incluyen interferon alfa-2b y peginterferon alfa-2a que se dan como inyecciones, y lamivudina, adefovir, y entecavir que se dan como píldoras.

Cada paciente con hepatitis crónica B debe ver a un doctor y tener análisis de sangre regularmente para supervisar el nivel del virus y de la severidad del daño del hígado. Su doctor puede también pedir pruebas para ver si usted tiene cáncer del hígado.

¿Si tengo hepatitis crónica B, qué puedo hacer para ayudar a mantenerse y a otros sanos?

  • Esté bajo cuidado de un doctor que se especialice en enfermedades del hígado
  • No tome medicamentos por su cuenta e informe regularmente a su médico sobre los tratamientos que recibe
  • Colóquese la vacuna para la hepatitis A
  • Mantenga una forma de vida saludable comiendo comidas nutritivas, haga ejercicio y elimine el alcohol
  • Utilice solamente las drogas y los suplementos que su doctor ha aprobado.
  • Tome las precauciones para evitar el contagio de la enfermedad con el intercambio de los fluidos corporales con los compañeros sexuales.
  • No comparta las afeitadoras, los cepillos de dienteS.

¿Quién está a riesgo para la hepatitis B?

Cualquier persona que se expone a la sangre o a los fluidos corporales de una persona infectada está a riesgo de contagiarse con la hepatitis B. Además, los inmigrantes de áreas donde es común la hepatitis B, por ejemplo Asia central y suroriental, África, y Europa del este, están a riesgo de tener infección crónica de la hepatitis. Los niños de inmigrantes de estas regiones están también a riesgo porque el virus puede ser pasado de madre al niño durante nacimiento o de otros miembros de la casa.

Usted puede también estar a riesgo de contagiarse con la hepatitis B si usted:

  • Se exponen a la sangre o las secreciones corporales en el trabajo, como personal de salud, bomberos, etc
  • Vive en la misma casa con una persona infectada
  • Tiene sexo desprotegido con una persona infectada o tenga más de una pareja sexual
  • Se inyecta drogas ilícitas
  • Tiene hemofilia
  • Trabaja en una prisión
  • Se hace un tatuaje en condiciones no estériles
  • Es un paciente de hemodiálisis

¿Cuál es la mejor manera de prevenir la hepatitis B?

La vacunación es la mejor manera de prevenir la hepatitis B porque le da inmunidad a largo plazo. La vacuna de la hepatitis B se da en tres dosis. Las primeras dos dosis se aplican con un mes de diferencia y; la dosis final se da a los 6 meses de la primera.

Volver

Buscador Avanzado
Inicio   ::   Contáctanos   ::   Mapa del Sitio
Copyright 2009 Propiedad de Higado.com C,A. Todos los derechos reservados