Inicio Quiénes Somos? �Qué Hacemos? Mapa del Sitio Contáctenos

Tumores de Hígado Benignos

Los tumores hepáticos benignos son lesiones que usualmente se asientan en hígados que tienen características sanas; con frecuencia son diagnosticados en forma incidental durante evaluaciones médicas, en líneas generales la tendencia de su manejo es conservadora y de seguimiento, sin embargo existen indicaciones quirúrgicas precisas que deben ser conocidas por el paciente.

1.- Hemangioma Cavernoso:

Este es el tumor benigno más frecuente de todos los tumores hepáticos, la frecuencia varía de 0.4 a 20% de la población general, en ocasiones el paciente puede ser portador de hemangiomas en otras partes se puede presentar en cualquier edad y sexo, sin embargo tienden a ser más frecuentes en mujeres entre la 3ra. y 5ta. década de la vida; 2 de cada 3 hemangiomas usualmente son únicos y son pequeños, pero en ocasiones pueden tener tumores mayores de 4 cms. Estos han sido llamados hemangiomas gigantes; su origen no está claro pero en general se piensa que son lesiones congénitas, la mayoría de los mismos son asintomáticos sin embargo dependiendo de su tamaño estos tumores pueden presentar molestias abdominales, dolores o sensación de llenura, la rotura espontánea es una complicación muy grave, es rara y usualmente se asocia con traumatismo, embarazos o punciones. Los hemangiomas en términos generales tiene un curso benigno y solo una porción pequeños de ellos van a crecer en el seguimiento y la mayoría se van a mantener asintomáticos y sin complicaciones; el tratamiento está indicado cuando el paciente presenta algún tipo de sintomatología; pero es muy importante evaluar que dicha sintomatología es causada por el hemangioma; la otra indicación frecuente es que el tumor tenga un diámetro mayor de 10 cms.

2.- Hiperplasia Nodular Focal (HNF):

Es el 2do. Tumor benigno hepático más frecuente, aparece en cualquier edad y sexo; sin embargo es más frecuente en mujeres entre los 30 y 50 años; es un tumor que no se ha asociado al uso de anticonceptivos y no está asociado tampoco a la incidencia o transformación hacia lesiones malignas; la mayoría de las lesiones son solitarias, asintomáticas y generalmente son pequeñas; el diagnostico es fácilmente hecho con estudios radiológicos adecuados y en ocasiones con biopsias; el tratamiento en forma general incluye la observación y el seguimiento cada 6 meses con tomografía o ecosonografía; y ante la eventualidad de que el tumor se haga sintomático o presente un crecimiento mayor de 2 cms. se debe discutir la opción de su tratamiento, el cual es resección del mismo (cirugía).

3.- Adenoma

Es un tumor raro principalmente presentado en mujeres y que está asociado al uso de anticonceptivos orales, es raro verlos en varones. Los anticonceptivos aumentan incidencia de adenoma, aumenta su tamaño y el riesgo de sangrado, sin embargo cerca de la mitad de los tumores se van a presentar en pacientes que nunca han utilizado anticonceptivos, tienden a ser tumores grandes usualmente mayores de 5 cms. y 2 de cada 3 pacientes van a tener tumores que son solitarios. La mayoría son asintomáticos, sin embargo pueden presentar dolor abdominal en un grupo de pacientes y uno de cada 3 pacientes puede presentar dolor agudo por sangramiento o infarto de esas lesiones, mientras la lesión es más grande hay mayores riesgo de complicaciones, la más frecuente de todas es la hemorragia, la cual se puede ver en uno de cada 2 pacientes. El diagnostico es fácilmente hecho mediante estudios imagenologicos y la biopsia mostrará células de aspecto normales del hígado, el tratamiento de estas lesiones es la cirugía.

4.- Quistes Hepáticos

Son lesiones constituidas por una membrana que contiene líquido en su interior y usualmente se presentan en 3 condiciones: los quistes congénitos que son los conocidos como quistes simples, la enfermedad poliquistica del hígado y los quistes parasitarios.

Los quistes simples son frecuentemente asintomáticos el diagnostico usualmente es fortuito por ecosonografía o por tomografía su aspecto en los estudios de imagenología son muy característicos y fácil de diagnosticar. En ocasiones cuando son de gran tamaño pueden producir dolor y tienen indicación formal de cirugía, el tratamiento electivo es la vía laparoscopica y los resultados son muy satisfactorios.

La enfermedad poliquística del hígado, es una enfermedad hereditaria poco frecuente y que en ocasión se acompaña también con enfermedad poliquistica renal, en esta condición en el hígado se presentan numerosos quistes distribuidos en todo el hígado de diversos tamaños que tienen tendencia a crecer, pueden infectarse, sangrar y requieren de un tratamiento conocido como fenestración y/o resección para procurar control de la enfermedad, en ocasiones cuando se agotan todas la alternativas de tratamiento, el trasplante de hígado puede ser su único tratamiento.

Volver

Buscador Avanzado
Inicio   ::   Contáctanos   ::   Mapa del Sitio
Copyright 2009 Propiedad de Higado.com C,A. Todos los derechos reservados