Inicio Quiénes Somos? �Qué Hacemos? Mapa del Sitio Contáctenos

Cirugia hepática

Resección de hígado

La operación más común en el hígado es la resección (extirpación de una porción del hígado). La resección de hígado se puede realizar mediante la técnica laparoscópica, usando técnicas mínimamente invasivas o métodos quirúrgicos abiertos. La elección depende de una variedad de factores, tales como el tipo de tumor, su ubicación y la condición médica del paciente.

La razón principal para la resección de hígado es un tumor maligno. Los tumores pueden ser primarios (desarrollados en el hígado) o metastásicos (desarrollados en otro órgano, luego propagados al hígado). Los tumores benignos del hígado (quiste, adenoma, hemangioma) también pueden tratarse con éxito mediante una resección de hígado.

Los cirujanos pueden realizar varios tipos de resecciones de hígado, que incluyen:

  • Segmentectomía - extirpación de menos de un lóbulo entero del hígado.
  • Lobectomía - extirpación de un lóbulo entero, ya sea el derecho o el izquierdo
  • Lobectomía extendida - extirpación de un lóbulo entero y una porción del lóbulo opuesto

Extirpación

La extirpación directamente destruye el tejido sin removerlo. El cirujano, asistido por el Radiólogo intervencionista puede extirpar tumores de hígado durante la cirugía hepática con el uso de radiofrecuencia . La extirpación por radiofrecuencia usa ondas de radio de alta energía para destruir tumores. Mediante la inserción de un tipo de aguja especial, los cirujanos despliegan diminutos cables dentro del tumor. Los cables emiten energía de radio, que crea calor, el cual destruye los tejidos cancerosos. Generalmente no hay sangrado.

Si usted desea una evaluación de su caso por el Dr. Pedro Rivas, cirujano hepatobiliar y de trasplante hepático contáctenos.

Volver

Buscador Avanzado
Inicio   ::   Contáctanos   ::   Mapa del Sitio
Copyright 2009 Propiedad de Higado.com C,A. Todos los derechos reservados