Inicio Quiénes Somos? �Qué Hacemos? Mapa del Sitio Contáctenos

Hígado

Forma parte del sistema digestivo y ,es uno los órganos más complejos –por sus funciones metabólicas- y es uno de los órganos más grandes del cuerpo.
Es el único órgano que es capaz de autoregenerarse.

Peso: 1,5 a 1,7 kilos
Color: marrón rojizo oscuro
Ubicación: está situado del lado derecho del abdomen y detrás de las costillas inferiores –puede alcanzar hasta la quinta costilla- Tamaño: entre 12 y 15 cm
Textura: blanda


Funciones

  • Metabólicas o digestivas: realiza más de 500 reacciones químicas –a través de procesos enzimáticos- que se inician cuando recibe nutrientes –ya absorbidos por el intestino delgado- y los transforma en colesterol, triglicéridos, carbohidratos y proteínas (en el hígado se metabolizan el 80% de las proteínas) que vierte, finalmente, a la circulación sanguínea.
  • Vasculares: recibe y reserva alrededor del 13% de la sangre que circula por el cuerpo y la expulsa -a la circulación general- en momentos de pérdidas sanguíneas, estrés y necesidades orgánicas. Consta de una arteria hepática (con sangre oxigenada) y una vena porta hepática que drena toda la sangre del tracto gastrointestinal.
  • Almacenadoras: reserva hierro, cobre, proteínas, vitaminas A, D, E y K que recibe a través de la vena porta hepática. Estos nutrientes quedan como depósitos y son utilizados cuando el cuerpo lo requiere. Almacena, también, glucógeno para utilizarlo como energía.
  • Secretoras: produce bilis una sustancia verdosa que expulsa –a través de los conductos biliares- hacia el intestino delgado para digerir los alimentos. Sintetiza un litro de bilis al día.
  • Desintoxicantes: filtra sustancias tóxicas –de alimentos, bebidas, medicamentos- que son dañinas para el organismo. Generalmente, después de filtrarlas las expulsa –de forma inocua o inactiva- por la orina o heces y sangre.

Otras funciones

  • Mantiene el equilibrio hormonal
  • Purifica la sangre
  • Interviene en la coagulación de la sangre
  • Metaboliza los medicamentos
  • Ayuda al organismo a combatir las infecciones

Para cuidarlo

  • Mantener una dieta sana y balanceada
  • Evitar el sobrepeso
  • No consumir medicamentos sin prescripción médica
  • No mezclar alcohol con medicamentos
    Evitar el consumo excesivo de alcohol (se apropia de sus vías metabólicas e impide la regeneración adecuadas de sus células)
  • La hepatitis A y B se previenen con vacunación

En mal estado

  • Hepatitis: es la inflamación de las células hepáticas producida por los virus de la hepatitis A, B y C, por algunos medicamentos, alcohol, problemas autoinmunes, congénitos y metabólicos.
  • Cirrosis hepática: cuando los hepatocitos –sus células- se dañan o se regeneran inadecuadamente, se forma una fibrosis (especie de cicatrización) que genera la pérdida de su elasticidad y funcionalidad.
  • Hepatocarcinoma: cáncer de hígado que generalmente aparece en personas que tienen hepatitis crónica o cirrosis hepática.

Síntomas

Presencia de líquido en la cavidad abdominal (ascitis) y piel amarillenta (ictericia) son los síntomas más comunes cuando está avanzado -entre un 70% y 80%- su deterioro (las señales de alerta solo se manifiestan al estar muy comprometida su funcionalidad). A través de un examen de sangre (pruebas hepáticas) se pueden medir las transaminasas (AST y ALT), la bilirrubina, albúmina, fosfatasa alcalina y tiempo de protrombina, si están fuera de rango debe consultar a su médico.

Buscador Avanzado
Inicio   ::   Contáctanos   ::   Mapa del Sitio
Copyright 2009 Propiedad de Higado.com C,A. Todos los derechos reservados